Cirugía oncoplástica del cáncer de mama

A pesar el mayor conocimiento de la enfermedad y el perfeccionamiento en la actitud terapéutica que ello conlleva, la cirugía continúa siendo imprescindible en el tratamiento del cáncer de mama y los cirujanos especializados realizamos cirugía oncoplástica del  cáncer de mama (CM). La cirugía oncoplástica del cáncer de mama es la técnica quirúrgica de elección.

Esta cirugía oncoplástica del cáncer de mama consiste en, manteniendo la radicalidad oncológica (es decir, extirpar el tumor con un margen de seguridad de tejido sano alrededor), emplear técnicas de cirugía plástica para corregir el defecto que ocasiona la extirpación del tumor.

La cirugía oncoplástica del cáncer de mama implica desde diseñar incisiones para que las cicatrices resulten lo menos perceptibles posible (aunque esta planificación y el resultado dependerá, además, del tipo de cirugía a realizar y de los factores que condicionen la cicatrización en cada paciente) a minimizar la pérdida de volumen resultante tras la extirpación tumoral. Esto puede realizarse con tres técnicas principalmente:

–  La técnica más frecuentemente empleada es la remodelación glandular. En ella, se suple el volumen extripado con el propio tejido mamario.

– Mediante lipofillingo con una transferencia de grasa de la propia paciente obtenida de otra localización (generalmente del abdomen) y que se inyecta tras ser procesada en el propio quirófano, de forma intraoperatoria. Esta técnica es adecuada para mejorar cicatrices, preparar la piel para otras reconstrucciones mayores (con material protésico, expansor o prótesis) o para corregir pequeños defectos.

– Con material heterólogo, es decir, material sintético ajeno al propio organismo o prótesis.

A veces, la cirugía oncoplástica del cáncer de mama implica realizar una cirugía de simetrización o cirugía en la mama contralateral para homogeneizar el tamaño, la ptosis (caída de la glándula) y la altura del complejo areola-pezón. Solemos ofrecer esta opción quirúrgica a las pacientes para conseguir un mejor resultado cosmético, que no siempre aceptan al no desear una cirugía en una mama sin patología.

En definitiva, la cirugía oncoplástica del cáncer de mama tiene como objetivo conseguir el mejor resultado estético garantizando la seguridad oncológica, porque se ha demostrado que con un buen resultado dermocosmético, el impacto psicológico de la enfermedad es menor. Es un buen resultado estético aquel con el que no hay grandes asimetrías ni deformidades, aunque se acepta la inevitable pérdida de volumen que, en función de las preferencias de la paciente, puede corregirse interviniendo la mama contralateral sana.

Incisión periareolar. Esta incisión permite camuflar la cicatriz en el borde areolar.

Incisión periareolar y remodelación glandular oncoplástica en paciente con carcinoma ductal infiltrante en mama derecha. Aunque el resultado en la mama enferma es satisfactorio, hubiera podido optimizarse simetrizando la mama izquierda (corrigiendo la ptosis y la asimetría en la altura del complejo areola pezón que la paciente no aceptó).

Pulse en los siguientes enlaces si quiere más información sobre cáncer de mama:

– Pulse aquí si quiere consultar un resumen sobre las actuaciones perioperatorias cuando se va realizar una cirugía conservadora de la mama.

En los enlaces que se muestran a continuación aparecen entradas previas en el blog relacionadas con diferentes aspectos del CM:

– Pulse aquí si quiere saber como realizar una adecuada autoexploración de los senos.

– Pulse aquí si quiere más información sobre causas de CM.

– Pulse aquí si quiere saber más sobre cuales son los síntomas del cáncer de mama