1. INFORMACIÓN PREOPERATORIA

Para resolver su patología, usted va a ser operada con cirugía oncoplástica. Esto quiere decir que
garantizando la seguridad oncológica, emplearé técnicas de cirugía plástica para remodelar la glándula mamaria con el objetivo de obtener un resultado estético adecuado, sin grandes deformidades ni asimetrías. En estos casos, conservar la glándula mamaria implica, salvo contraindicación, tener que administrar posteriormente radioterapia sobre la misma para reducir el riesgo de recidiva local.
Con el objetivo de conseguir una buena cicatrización de los tejidos desplazados durante la cirugía (que serán posteriormente radiados) y favorecer el buen resultado final, necesitará una compresión firme y suave sobre la glándula operada las 24h del día durante 2 meses. Para ello y para mayor comodidad, debe utilizar desde la misma tarde de la intervención quirúrgica un sujetador tipo deportivo que le quede ajustado (tanto de contorno como de copa, que no se escotado, con pocas costuras, de tirantes y partes laterales anchas).
En función de la zona intervenida y de las características de la cirugía, su cirujano le indicará si necesitará también una banda torácica.

Si le van a realizar un Biopsia Selectiva de Ganglio Centinela (BSGC), la mañana de la intervención quirúrgica le inyectarán un fármaco que me permitirá, durante la intervención, localizar un ganglio axilar del mismo lado al problema mamario para comprobar si la enfermedad se ha extendido o no a la axila.

En el caso de que su lesión no sea palpable y solamente se evidencie en las pruebas de imagen (mamografía, ecografía, resonancia) la misma mañana de la intervención, un radiólogo especializado le colocará una guía metálica que me permitirá extirpar la zona mamaria enferma. Aunque el resultado definitivo es el análisis microsocópico de la pieza extirpada (que se demora una semana aproximadamente), también durante la intervención quirúrgica se realizará una mamografía a dicha pieza quirúrgica para comprobar que la lesión y la guía metálica han sido completamente extirpadas.

2. INSTRUCCIONES POSTOPERATORIAS

2.1. MIENTRAS PERMANEZCA INGRESADA

Para disminuir el riesgo de complicaciones, deberá colocarse el sujetador adecuado en reanimación o al llegar a planta.
Si no surge ninguna incidencia:
– La misma tarde de la intervención quirúrgica podrá comer.
– Si no ha sido necesario extirpar todos los ganglios de la axila (linfadenectomía axilar), probablemente pueda marcharse de alta la misma tarde o en 24h.

– En caso contrario, si precisara linfadenectomía axilar, permanecería ingresada unas 72h. Posteriormete y de forma ambulatoria, será evaluada por los médicos de rehabilitación (quienes le explicarán una serie de ejercicios y cuidados para reducir el riesgo de linfedema) y se le enseñará a manejar (vaciar) el drenaje.

2.2. AL ALTA

2.2.1. RECOMENDACIONES GENERALES

– Puede y debe realizar una vida activa, evitando cargar con peso y realizar ejercicio físico intenso
en un mes. No debe conducir en 48-72h tras la intervención.
– Por la cirugía no hay contraindicación para la ingesta de ningún alimento. Por sentido común, no
debe ingerir alcohol e inicialmente, evite las comidas fuertes y copiosas y vaya introduciendo alimentos poco a poco. – Si se le ha realizado una linfadenectomía axilar, siga las recomendaciones que se le han

proporcionado hasta que sea evaluada por el especialista en Rehabilitación.
– Si se le da el alta con un drenaje, enfermería la explicará cómo se maneja. Debe medirlo todos
los días a la misma hora y anotar el débito de 24h. Cuando drene menos de 30ml al día durante 48h y el contenido sea claro (seroso), debe solicitar cita para que se le retire en consulta.

2.2.2. MEDICACIÓN

– Puede tomar su medicación habitual a la dosis habitual excepto los anticoagulantes orales (sintrom, pradaxa…), que reintroducirá según las recomendaciones específicas que se indican en el informe de alta.
– El postoperatorio en cirugía mamaria suele ser poco doloroso. No obstante, para tener un buen confort, durante las primeras 48-72h tome analgésicos de forma pautada según se le haya indicado. Posteriormente, vaya prescindiendo de ellos paulatinamente y en función de cómo se encuentre.

2.2.3. CUIDADOS DE LA HERIDA

– En 48h puede ducharse como normalmente, con la precaución de secar la zona de las heridas y asegurarse de que efectivamente esa zona queda seca. Después, efectúe usted misma la primera cura como se explica en el siguiente párrafo.
– Las curas son muy sencillas y consisten en aplicar Betadine una vez al día y tras la ducha directamente sobre las tiritas. Puede dejar la herida al aire. Si le molesta el roce de la ropa colóquese un apósito. Las tiritas se caerán solas. Si no es así, se las retiraré cuando la revise en consulta. – En la mayoría de los casos, realizo suturas intradérmicas que no precisan ser retiradas (el propio organismo las elimina). De lo contrario (grapas, otros tipos de sutura), se lo especificaré en el informe de alta y se la retiraré en consulta a los 10-14 días de la cirugía.

– Recuerde que para no arruinar una buena intervención quirúrgica, debe utilizar el sujetador indicado y adecuado las 24h del día durante 2 meses. Si precisa banda torácica, esta debe colocársela también durante las 24h el primer mes post-cirugía y durante las 12h del día el segundo (puede quitársela para dormir).

2.2.4. COMPLICACIONES

Las complicaciones tras cirugía mamaria son poco habituales y las más frecuentes son el sangrado y la infección. Contacte con la Clínica Montejo (923 008 255) si aparece un hematoma en la herida, si presenta fiebre >38o o si la herida se pone progresivamente roja, dura y cada vez más dolorosa. Acuda a Urgencias si sangra abundantemente por la herida.

2.2.5. REVISIÓN

El objetivo es informarle del resultado del análisis de la lesión mamaria extirpada, comprobar la evolución de las heridas y si no hay inconveniente, derivarla a la consulta de Oncología.