Definición de las úlceras por presión (UPP)

Son áreas localizadas, inicialmente de isquemia y si evolucionan, de necrosis tisular, por compresión de un tejido blando durante un periodo prolongado de tiempo, entre una prominencia ósea y una superficie externa..

Etiología

La causa más frecuente de las úlceras por presión (UPP) es la inmovilización prolongada.

En el 95% de los casos pueden prevenirse, y los factores de riesgo habitualmente involucrados son:

– Inmovilización

– Incontinencia (de orina y heces)

– Malnutrición

– Déficit cognitivo/demencia.

Clasificación de las úlceras por presión

Grado I: Aparece un área de piel intacta con eritema o enrojecimiento persistente.

Grado II: Muestran una úlcera superficial, abrasión o ampolla, que traducen una perdida parcial de piel (epidermis y dermis).

Grado III: Afectación de tejido celular subcutáneo, con afectación total de la piel, sin llegar a la fascia.

Grado IV: Lesión de estructuras profundas (aponeurosis, músculo, tendones, hueso).

Prevención

La prevención o profilaxis es la mejor estrategia terapéutica de las úlceras por presión.

Puede realizarse con:

Identificación individualizada del riesgo de cada paciente, medido con diferentes escalas.

– Mantenimiento de la piel limpia (con agua y jabón neutro, evitando los antisépticos), seca e hidratada.

– Procurando un estado nutricional óptimo.

– Realizando un adecuado manejo de la carga tisular (ejercicio físico, cambios posturales, superficies especiales antiescaras).

Tratamiento

– Se fundamenta en eliminar o reducir la presión mediante cambios posturales horarios.

Además son precisos:

– Desbridamiento de tejidos necróticos (por ser una fuente de infección e impedir la cicatrización).

– Limpieza de la herida.

– Prevención, diagnóstico y tratamiento de la infección.

– Cura escrupulosa de la herida y cuidado de la piel circundante, manteniéndola seca e hidratada.

Aunque ante cualquiera de estas lesiones debe consultar con su médico, para que le indique cual es el tratamiento más adecuado para usted, si quiere saber más, puede consultar en los siguientes enlaces:

– Pulse aquí para saber más sobre contusiones.

– Pulse aquí para saber más sobre heridas.

– Pulse aquí para saber más sobre cicatrización.

– Pulse aquí para saber más sobre patología o complicaciones de la cicatrización.

– Pulse aquí para saber más sobre tratamiento general de las heridas, apósitos y tipos de curas.

– Pulse aquí para saber sobre quemaduras.

– Pulse aquí para saber más sobre úlceras por presión.