La cicatrización es el proceso de reparación fisiológica o natural de las heridas. Las heridas son uno de los dos tipos de lesiones traumáticas de partes blandas (el otro son las contusiones, que se caracterizan por la integridad cutánea). Las contusiones y las heridas son un motivo frecuente de atención en urgencias y en la consulta de cirugía (puede consulta en los enlaces del final si quiere más información sobre esto).

La cicatrización es una tipo de reacción inflamatoria específica que se desencadena de forma fisiológica para reparar las heridas y aunque a las 3 semanas ya se consigue una cicatriz resistente, las cicatrices tardan entre 6 meses y 1 año en estabilizarse, lo que quiere decir que hasta pasado ese tiempo no se va a conseguir el resultado definitivo de la misma.

La cicatrización puede realizarse por diferentes procedimientos, y está influida por diversos factores que la favorecen lo dificultan.

La cicatrización consta de las siguientes etapas:

1. Fase catabólica

-Se inicia tras la agresión y dura 7 días aprox.

– Es semejante a una reacción inflamatoria, desencadenada por el traumatismo, en la que se desbridan restos tisulares y se eliminan agentes infecciosos.

2. Fase anabólica

Al principio es simultánea con la fase anabólica y consta de las siguientes subfases, en la que el defecto ocasionado se va rellenando de forma fisiológica por la acción de diferentes células y moléculas del organismo.

2.1. Fase de epitelizacion (a las 24h de la lesión, donde migran las células de la capa basal de la herida a la epidermis).

2.2. Fase de neoangiogénesis (a las 48-72h, sucede una vasodilatación inflamatoria y se forman nuevos capilares).

2.3. Fase proliferativa, de fibroplasia o de síntesis de colágeno (del 5º día a la 3ª semana, donde proliferan los fibroblastos, sintetizan matriz conjuntival y se contraen los bordes de la herida).

2.4. Fase de maduración, remodelado y estabilización de la cicatrización (de la 3ª semana hasta una año tras la lesión, donde la cicatriz adquiere la resistencia máxima y que en el mejor de los casos, es el 80% de la del tejido sano. En ella aumentan los queratinocitos y la síntesis de colágeno, pero la cicatriz resultante tendrá escasas fibras elásticas y carece de folículos pilosos y glándulas sudoríparas).

Todo este proceso está condicionado por los siguientes factores de riesgo de cicatrización deficiente, que condicionan hipo-oxigenación y/o déficit de la síntesis de colágeno:

– Desnutrición.

– Déficits de vitaminas (vit C) y minerales.

– Diabetes mellitus.

– Obesidad.

– Patologías que condicionan hipo-oxigenación o hipo-perfusión sanguínea (EPOC, anemia, isquemia…).

– Corticoides.

– Quimioterapia/Radioterapia.

Tipos de cicatrización:

En función de que la reparación de la herida sea inducida o favorecida mediante una sutura o espontánea, mediante el proceso de cicatrización natural o fisiológico, se distinguen los siguientes tipos de cicatrización.

1. Por primera intención

– Es aquella que ocurre cuando se realiza una sutura primaria, en heridas quirúrgicas o en heridas espontáneas de menos de 6h de evolución.

– Requiere unas determinadas condiciones de la herida: mínima contaminación, ausencia de cuerpos extraños, tejidos muertos y hemorragia (hemorragia controlable).

– El tratamiento consiste en lavar la herida por arrastre con suero fisiológico y un antiséptico y suturarla.

Cicatrización por primera intención. Aquella en la que se facilita el proceso de cicatrización mediante sutura. Es el tipo ideal de cicatrización.

2. Por segunda intención

-Es la forma de cicatrización espontánea o fisiológica, indicada en heridas de más de 6h de evolución.

– Es el proceso por el que cicatrizan heridas muy contaminadas, con áreas isquémicas, trayectos irregulares o mucha pérdida de sustancia.

– Se tratan realizando drenaje de las colecciones (si las hubiera), desbridamiento de los tejidos isquémicos o necróticos, administrando antibioterapia vía sistémica y la profilaxis antitetánica.

Cicatrización por segunda intención. Es la alternativa a cuando no se puede realizar una sutura primaria para que la herida cicatrice por primera intención. Es el proceso fisiológico de cicatrización espontánea. Tiene peor resultado estético y funcional que la cicatrización por primera intención.

3. Sutura diferida

– Es la que se realiza, tras comprobar buena evolución en 4-5 días con tratamiento adecuado, en una herida que se ha dejado cicatrizar por segunda intención por alto riesgo de infección.

-Inicialmente se trata como las heridas contaminadas que cicatrizan por segunda intención y cuando se comprueba la buena evolución, se extirpa con bisturí o tijera el tejido contundido, los esfacelos (técnica de Friedrich)… y una vez conseguido tejido sano, se sutura.

Aunque ante cualquiera de estas lesiones debe consultar con su médico, para que le indique cual es el tratamiento más adecuado para usted, si quiere saber más, puede consultar en los siguientes enlaces:

– Pulse aquí para saber más sobre contusiones.

– Pulse aquí para saber más sobre heridas.

– Pulse aquí para saber más sobre complicaciones de la cicatrización.

– Pulse aquí para saber más sobre tratamiento general de las heridas, apósitos y tipos de curas.

– Pulse aquí para saber sobre quemaduras.

– Pulse aquí para saber más sobre úlceras por presión.