Síntomas del cáncer de mama

El diagnóstico precoz ha permitido diagnosticar esta enfermedad antes de que aparezcan síntomas del cáncer de mama (CM), es decir, cuando su única manifestación son las lesiones que se comprueban en pruebas de imagen.

No obstante, la autoexploración tiene como objetivo reconocer síntomas del cáncer de mama en el tiempo que transcurre entre la realización de dos pruebas de imagen y que es variable en función de características clínicas de la paciente, radiológicas de su glándula mamaria y dependientes también de los programas de screening o cribado que se tratarán en otra entrada. Aunque no hay evidencia y es controvertido que la autoexploración sea eficaz, es una medida sencilla con la que hay algo que ganar y nada que perder. Debe realizarse una vez al mes y en mujeres en edad fértil, en una fecha que no coincida con la menstruación. Para ser ordenada y no olvidarse, debe fijarse un día fijo cada mes.

Los principales síntomas por los que debe consultar al médico, que no quiere decir que necesariamente sean síntomas de cáncer de mama, pero que obliga a descartarlos son:

Nódulo o tumoración mamaria palpable, que es la causa más frecuente de consulta. La mama tiene una superficie nodular, no lisa o plana y es importante aprender a reconocer los nódulos habituales, para detectar si se produce algún cambio.

– La mastalgia o dolor mamario. Es el dolor mamario continuo, para diferenciarlo de la mastodinia o dolor mamario relacionado con la menstruación, por la influencia hormonal que sucede en este periodo sobre la glándula mamaria, ocasionando edema en la misma.

– La telorrea o secreción por el pezón, fundamentalmente cuando presenta características sanguinolentas (telorragia). No obstante, esta muy frecuente es ocasionada el papiloma, una lesión de riesgo (lesión inicialmente benigna pero con riesgo de transformación en cáncer de mama) que crece en los conductos galactóforos y que incrementa el riesgo de CM.

Telorragia

Telorragia. Secreción hemática o sanguinolenta por el pezón.

– Las alteraciones cutáneas, como la descamación de la areola y el pezón (constituyendo un tipo de CM con nombre propio que se llama enfermedad de Paget) o el enrojecimiento, edema, costras, úlceras cutáneas o piel de naranja en la mama (ante una mastitis o inflamación/infección mamaria persistente, que no se resuelve con tratamiento adecuado, debe descartarse CM)..

Enfermedad de  Pagel

Enfermedad de Paget. El eccema o descamación del CAP o complejo areola pezón obliga a descartar CM.

Carcinoma inflamatorio de mama

Una mastitis persistente a pesar de tratamiento adecuado obliga a descartar CM. 

Pulse en los siguientes enlaces si quiere más información sobre cáncer de mama:

– Pulse aquí si quiere consultar un resumen sobre las actuaciones perioperatorias cuando se va realizar una cirugía conservadora de la mama.

En los enlaces que se muestran a continuación aparecen entradas previas en el blog relacionadas con diferentes aspectos del CM:

– Pulse aquí si quiere saber como realizar una adecuada autoexploración de los senos.

– Pulse aquí si quiere más información sobre causas de CM.