Close
+34 923 008 255
Tratamiento de verano para el cuidado de la piel

El verano es la época donde los tópicos y mitos se repiten y se mantienen año tras año… porque son verdad. Aquí algunos de los tópicos más sobados, porque se cumplen para la mayoría de los mortales: es la época de la playa, del slow living, de las sobremesas largas, del pendoneo, del terraceo, del propósito de lectura, de la desconexión de la rutina diaria y de cargar pilas. En definitiva, la temporada oficial del descanso y las vacaciones.

A propósitos tópicos, fotos tópicas:

TARIFA (CÁDIZ).
ZAHARA DE LOS ATUNES (CÁDIZ).
EL PUERTO DE SANTA MARÍA (CÁDIZ).
LA DEHESA SALMANTINA EN AGOSTO.

El relax y el abandonar el reloj en el cajón están muy bien, pero las buenas costumbres están para mantenerlas. Por ejemplo, no descuidar el cuidado de la piel, valga la redundancia. Sería un atraso que la pereza y el modo vacacional tirara por la borda la inversión, la rutina y a veces el esfuerzo realizado durante meses por mantener una piel sana y bonita, y por tanto, un aspecto atractivo y cuidado.

TRATAMIENTO FACIAL DIURNO. UNA SENCILLA RUTINA DE MAÑANA EN TRES PASOS

1º. EXFOLIACIÓN FÍSICA

¿Qué es?

Es el proceso de preparación de la piel que se realiza con los productos conocidos como scrubs o con grano.

¿Cómo se realiza?

Los exfoliantes físicos tienen pequeñas partículas que eliminan las células muertas y los restos de piel muerta, al aplicarlos con un suave masaje circular, durante 1 minuto aproximadamente, sobre la piel húmeda o seca.

En general puede aplicarse a diario, aunque en los casos de piel muy seca puede ser suficiente con 1 vez por semana o a días alterno.

¿Qué se consigue con ellos?

Estos son tres de sus grandes beneficios, al contribuir a:

1. Eliminar la suciedad acumulada en la piel, el sebo y la queratina.

2. Una adecuada renovación celular.

3. Preparar la piel para que los principios activos que se apliquen después penetren y funcionen mejor.

2º. ANTIOXIDANTES

¿Qué son?

Son productos que suelen presentarse como un serum y cuyos principios activos retrasan el envejecimiento.

¿Cómo se consigue?

Sus principios activos, siendo la vitamina C el más eficaz y utilizado.

Estas son sus principales acciones:

– Neutralizan los agentes medioambientales nocivos (radicales libres).

– Despigmentante: Unifica el tono de la piel al reducir la producción de melanina.

– Estimula la síntesis de colágeno, mejorando la hidratación y la textura de la piel.

– Anti-inflamatoria.

¿Qué se consigue con ellos?

Una piel sana, bonita y luminosa, tanto previniendo el daño mediomabiental de los radicales libres como restaurándolo. Para conseguir el máximo rendimiento, deben ser el primer producto a aplicar, tras la higiene facial.

3º. FOTOPROTECCIÓN

El objetivo es proteger a la piel de los efectos nocivos de la radicación solar. También en días nublados. También en invierno.

¿Y LA HIDRATACIÓN?

En muchos casos puede ser prescindible, puesto que se consigue con la rutina en 3 pasos explicada. Sin embargo, puede ser necesaria en pacientes con piel deshidratada, sensibilizada o seca. También en aquellos pacientes que se están adaptando a los productos transformadores, que se desarrollarán en otro post, alternando ambos para mitigar la incomodidad ocasionada por la acción del transformador.

Es fundamental realizar una buena elección, porque una hidratante inadecuada resulta perjudicial y puede alterar la función barrera de la piel.

Si es necesaria, debe aplicarse después de los antioxidantes y antes del fotoprotector.

En el siguiente post os presentaré una selección de productos para realizar este tratamiento en forma de rutina en 3 pasos.

Si tienes dudas, en Clínica Montejo las resolveremos y podremos aconsejarte de los mejores cuidados en función de tus necesidades.

Feliz día!!!

Post relacionados: https://clinicamontejo.com/tratamiento-de-verano-para-el-cuidado-de-la-piel-ii/