El linfedema: prevención
  1. SANITARIAS Y EN EL ÁMBITO HOSPITALARIO

1.1. Evite la medida de la presión arterial, la canalización de accesos venosos y las extracciones de sangre en la extremidad (pulse aquí para ver el pdf).

1.2. Coloque el brazo en una posición que favorezca los retornos venoso y linfático, evitando los declives prolongados.
1.3. Los masajes en el brazo deben ser practicados por especialistas.
1.4. No aplique agujas de acupuntura.

2. PARA LA HIGIENE PERSONAL

2.1. Realice una adecuada higiene de la piel, lavándola diariamente con jabones no irritantes y secándola de forma idónea (especial atención en los pliegues y espacios interdigitales).
2.2. Aplique con un masaje suave cremas hidratantes y utilícelas de forma frecuente y constante (para evitar que la piel se agriete).
2.3. Evite:

– Las técnicas de depilación irritantes para la piel o que arrancan el folículo piloso (cera, cuchilla…).
– Los baños de agua a temperatura muy caliente o muy fría, así como las saunas.
– Las joyas, bisutería y similar (pulseras, anillos, relojes…) en el brazo afecto.
– La ropa que comprima pecho, axila, brazo, muñeca.

3. EN EL ÁMBITO COTIDIANO Y ACTIVIDADES DOMÉSTICAS

3.1. Utilice guantes de goma cuando vaya a limpiar con productos irritantes, para cocinar o para cuidar las plantas.
3.2. Tenga precaución con las agujas de coser.
3.3. Evite:

– Las quemaduras.
– Los sobre-esfuerzos físicos y posturas forzadas del brazo.

4. CON LA ALIMENTACIÓN

Evite:

– El consumo de grasas animales.
– La ingesta de sal.
– El sobrepeso.

5. OTRAS CUESTIONES

– Extreme las precauciones en el contacto con animales
– Mantenga la higiene tras el mismo.
– Evite las picaduras de insectos.