Rehabilitación en cirugía de mama

Ver PDF

Los primeros días haga únicamente lo que pueda evitando sentir dolor. Inténtelo dos o tres veces y repita los ejercicios mañana y tarde.
Pare si siente molestias importantes o dolor fuerte.
Aumente progresivamente el número de repeticiones hasta llegar a 10.
Descanse unos segundos después de cada ejercicio y realice espiraciones profundas inspirando el aire por la nariz y expulsándolo por la boca.

Coloque las manos por debajo del pecho y por delante de las costillas. Inspire por la nariz y expulse el aire por la boca.

 

Coloque luego las manos a los lados de las costillas. Inspire por la nariz y expulse el aire por la boca, a la vez que aprieta con las manos haciendo presión hacia abajo

Coloque las manos sobre las clavículas manteniendo los codos pegados al cuerpo.
Inspire por la nariz y expulse el aire por la boca.

Inspire por la nariz al tiempo que sube los brazos hacia arriba y expulse el aire por la boca al tiempo que baja los brazos.

Con los brazos estirados hacia abajo, coja aire por la nariz al tiempo que lleva y recoge los brazos hacia el pecho. Baje de nuevo los brazos y expulse el aire por la boca.

Con los brazos extendidos y paralelos al tronco súbalos lentamente en forma de cruz hasta que comience el dolor.

Con el brazo extendido frente a una pared, elévelo. Si tuviera baldosas, cuéntelas para comprobar su progreso hasta donde llegue. Repita el ejercicio, pero de lado a la pared.

Con la ayuda de un bastón eleve los brazos estirados. Luego balancee suavemente los brazos de un lado a otro tal y como muestra la figura.

Con los brazos apoyados contra la pared haga círculos hacia dentro y hacia fuera.

Junte las manos a la altura del pecho y empuje una mano contra la otra durante unos 10 segundos.

Con la ayuda de una toalla y los brazos extendidos, eleve los brazos por encima de la cabeza y tire de ambos extremos. Repita los estiramientos 10 veces inspirando por la nariz y expulsando el aire por la boca.
Baje los brazos y repita el ejercicio con los brazos extendidos y paralelos al tronco.

Fíjese en la figura y con la ayuda de una toalla haga como si se secara la espalda tirando de los extremos hacia arriba y hacia abajo. Repita los estiramientos 10 veces inspirando por la nariz y expulsando el aire por la boca.